Chuparse el dedo, problemas bucales en los niños

dejar chupete

Hábitos que generan problemas bucales

¿Sabías  que chuparse el dedo también genera problemas orales a tu hijo/A? ¿Sabías que el uso prolongado del chupete y la mamadera pueden traer como consecuencia problemas bucales a tu hijo/a?  En este artículo hablaremos acerca de los problemas bucales provocados por el uso de chupete, mamadera y chuparse el dedo.
Cuando tenemos un bebé puede ser beneficioso el uso de chupete para calmar los nervios de nuestro hijo. Alimentarlo con mamadera es muy común.  Pero nunca te preguntaste ¿por cuanto tiempo?
Para evitar deformaciones en su boquita no hay que exceder los dos años del uso de chupete y mamadera y hay que evitar que se chupe el o los dedos.

Problemas de los malos hábitos

  • Deformación del paladar: produciendo un paladar ojival por el empuje hacia arriba del dedo por ejemplo.
  • Poco desarrollo del maxilar superior al no estar bien posicionada la lengua por la interposición del chupete, mamadera o dedo que no permite que este hueso crezca lo suficiente en comparación con el resto de los huesos de la cara.
  • Cambio de posición de las arcadas. Es decir, que el maxilar superior se encuentre más hacia atrás y el maxilar inferior (mandíbula) mas hacia adelante quedando la mordida cruzada.
  • Mordida abierta. Lo normal es que los dientes superiores toquen con los inferiores. Al interponerse el dedo, mamadera o chupete no se logra esa relación de contacto quedando un espacio entre los dientes superiores e inferiores. Puede ser una mordida abierta anterior si es adelante o una mordida abierta lateral si es por interposición de objetos o los dedos hacia los costados.
  • Alteración del habla. Como la lengua no se encuentra en una buena posición  al niño le es difícil pronunciar ciertas letras como como la t, d y l. Es común el creo y deseo.
  • Labio superior hipotonico y labio inferior hipertomico. Es decir que el labio superior es más chico y el inferior es más grande.
  • Respirador bucal. Es decir que respira por la boca mas que por la nariz.

Por todas estas razones es importante cuidar a nuestros niños y provocar que dejen de chuparse los dedos, evitar el uso excesivo de la mamadera y del chupete.