La importancia de los dientes de leche

dientes de leche

Introducción

¿Sabías que los dientes de leche son importantes? ¿Alguna vez pensaste que puede perjudicar a los dientes permanentes si no se encuentran en condiciones? ¿Alguna vez no les diste importancia por ser de leche? ¿Nunca pensaste que podes perjudicar la salud de tu hijo si no lo llevas a un control odontologico?
En este post aclararemos todas tus dudas acerca de la importancia de los dientes de leche en la boca de los niños.

¿Por qué los dientes de leche son importantes?

  1. Guardan el lugar del diente permanente. Si se realiza una extracción prematura del diente de leche puede cerrarse el lugar al unirse los dientes que se encuentran hacía los lados logrando que el diente permanente quede retenido o que erupcione en otro lugar quedando en una posición incorrecta.
  2. Su presencia en buen estado permite la reabsorción de sus raíces logrando que el organismo reutilice los minerales de los dientes de leche para la mineralización de los dientes permanentes.
  3. Si están sanos favorecen un crecimiento bueno de los dientes permanentes. Un diente de leche con caries puede perjudicar al diente permanente haciéndolo propenso a sufrir caries.
  4. Mantienen la longitud del arco.
  5. Ayudan al crecimiento de los maxilares superior e inferior. La falta de dientes de leche no favorece la proyección de los maxilares durante el crecimiento del niño.
  6. Ayudan a la fonética del niño.  La presencia de dientes de leche permite que el niño  se desarrolle en el habla logrando una buena pronunciación de las letras s, v, d, t, f y de las palabras ya que la lengua durante la pronunciación tocan con las caras palatinas  (caras de adentro) de los incisivos superiores.
  7. Permiten cortar, desgarrar y triturar los alimentos logrando que el niño pueda alimentarse correctamente.
Muchos padres creen que por ser de leche no son importantes y no tienen en cuenta las consecuencias que puede provocar la falta de cuidado. Los padres son los responsables de que el niño tenga una buena salud bucal cepillando sus dientitos diariamente.
Los niños no deben cepillarse solos hasta cumplidos los 7 años. Siempre deben llevarlos a control odontologico cada 6 meses desde la aparición de los primeros dientitos. Si tenés dudas de cómo  cepillarlos no temas en preguntar al odontólogo. El o ella te aclararán tus dudas. Si observas  cambio de color en algún  diente de leche de tu hijo no dejes que avance para evitar que el niño sufra y le duela. La visita a tiempo al odontólogo evitará que el niño  tenga miedo a futuro.